martes, 26 de febrero de 2013

Bosón higgs ó particula de dios

De lo que vamos a hablar hoy para comenzar es un tema un tanto difícil, y me ayudaré de lo que comento en mis conferencias cuando hablo de la mecanica cuantica o fisica cuantica:
Hay varios espacios en esta vida y cada uno tiene sus respectivas leyes, por ejemplo:
-nuestra espacio con una ley de la relatividad o bien de la gravedad
-el espacio exterior, con leyes desprovistas de la gravedad, en donde el tiempo es diferente al nuestro
-el espacio de particulas subatomicas, Todos sabemos que la materia está hecha de moléculas, y las moléculas, de átomos. es decir, la particula llamada atomo que hoy sabe tiene protones, electrones y neutrones, y particulas diminutas como los quarcks, y el funcionamiento a nivel subatómico, el que no vemos, se comporta diferente. En la mecánica cuántica hay leyes como el que el acto de observación define el mundo: Otra es que en el mundo subatómico la noción de causalidad desaparece, quedando únicamente la probabilidad de que algo suceda
Hoy hablaremos de esto último, hoy podemos marcar el 4 de julio de 2012 en nuestro calendario de hitos científicos. Se acaban de presentar en el CERN La Organización Europea para la Investigación Nuclear en Ginebra, los datos de los últimos experimentos realizados en este centro de investigación que muestran el hallazgo con una seguridad de más del 99% de la conocida como "partícula de Dios" o bosón de Higg.
El nombre de la particula de Dios viene de un libro de divulgación científica de 1993 escrito por el físico ganador del premio Nobel Leon M. Lederman y el escritor de ciencias Dick Teresi.
El libro proporciona una breve historia de la física de partículas, iniciando con el filósofo griego presocrático Demócrito y continua con Isaac Newton, Roger Joseph Boscovich, Michael Faraday, y Ernest Rutherford y la física cuántica en el siglo XX.
Lederman explicó que puso el apodo «La partícula divina de Dios» al bosón de Higgs porque la partícula es «demasiado central para la física de hoy en día, demasiado crucial para nuestro entendimiento final de la estructura de la materia, aún muy evasivo», y en ingles el le llamo en son de broma Goddamn particle, y aunque su traducción podría ser La partícula maldita, «la editorial no les dejó llamarla "Goddamn particle", aunque ese sea un título más apropiado, la editora le quito el damn, y le dejo God.
En el espacio que nos rodea no sólo hay materia. Si pudiéramos sacar de una habitación cualquier molécula de aire, no podríamos decir que allí no queda nada y esa nada se podría explicar gracias al Boson Higgs o partícula de dios.
Los científicos se han dado cuenta que si lanzan en línea recta un electrón y analizan su trayectoria, notaron que algo modifica su camino. Ese algo sólo influye en las partículas con carga eléctrica; las neutras ni se enteran. Es el campo electromagnético. Su origen es la suma del magnetismo terrestre y la transmisión de los aparatos eléctricos. Con ello nos damos cuenta que una cosa es la Fuerza que no es otra cosa que el efecto de un campo; Lo segundo a considerar es a la Materia, esta posee propiedades –como la masa y la carga– que la hacen sensible a los diferentes campos.
La propuesta de Higgs fue arrojada y se baso en que existe un campo que llena el espacio, y cuando las partículas interaccionan con él, adquieren masa.
Resumiendo, solo el 4% del cosmos está compuesto de materia visible, y si se llegara a confirmar al Bosón de Higgs, los astrofísicos podrían empezar a explicar cómo funciona el 96% restante.
Muchos serían los beneficios indirectos para varias ramas del saber como la Medicina, la Informática, la industria o el medio ambiente. También podría explicar si existen mundos paralelos o puertas en el tiempo, en fin, el tema es fascinante.
Todo lo anterior no pudo haber sido confirmado, sin la invencion del Gran Acelerador de Hadrones (LHC) del Cern, situado en la frontera franco-suiza, donde se producen unas 40 millones de colisiones de protones por segundo, de las que se registran y analizan entre 300 y 600, a un nivel de energía que no puede ser reproducido por ninguna otra máquina.
Publicado con BlogsyPublicado con Blogsy

No hay comentarios:

Publicar un comentario