lunes, 25 de febrero de 2013

Delante del ciego no pondrás tropiezo

Pareciera que muchos mandamientos no tuvieran vigencia para muchos de nosotros, sin embargo, bueno sería analizar el principio que hay detrás de ellos.
Hace algunos años compartí una charla que le denomine El carácter del Eterno, en la cual trato de demostrar que detrás de cada mandamiento debemos observar que existe un principio universal, y detrás de ellos, esta el carácter de Aquel que los mandó, en este caso del Santo, bendito sea su nombre.
¿Alguna vez te haz preguntado si haz puesto un obstáculo delante de un ciego? Tal vez me dirás que no, pero ¿esa será una respuesta correcta?
Estando de viaje en EU, pido un taxi, obviamente no conozco las tarifas, y cuando llego a unas cuantas cuadras a mi destino, me dice el hombre que eran 9 dólares, le entrego dos billetes de 5, y solo espeta el hombre después de quedarse con ambos billetes: thank you, God blesses you and god bless America.
Yo me había quedado con esa sensación de ser timado, sensación que a la postre comprobaría ya que la tarifa era 6 dólares. Una vez más mi ceguera o bien mi ignorancia me había hecho presa de que sirviera de pretexto para que alguien sacara partido.
Recuerdo que hace algunos años mi hijo menor Yoshiyaju llego contento con un billete de 100 pesos, ¿La razón? Había vendido un lapicero por esa suma cuando su valor era de 10 pesos, su mamá de inmediato le dijo que mañana regresara el dinero sobrante que no se debía aprovechar de su compañero, y la inocencia de mi hijo se veía una cara de no entender por qué su madre le pedía eso, después de todo había hecho un gran negocio.
El problema no es ganar en los negocios, el verdadero problema es aprovecharse de la ignorancia de la gente para ganar ventaja en cualquier cosa.
¿Haz pensado alguna vez que hiciste un gran negocio aprovechando la ignorancia de alguíen? ¿Haz permitido que algún hijo lo haga? ¿Te haz alegrado de que no se dio cuenta e cajero del verdadero valor de lo que compraste e incluso pensaste que había venido la bendición del cielo? ¿Alguna vez tomaste doble obsequio, cuando a todos los participantes les tocaba solo uno?
Es increíble como podemos hacer cosas incorrectas pensando que son bendiciones para uno.
He dicho e insistiré, esta vida no la fincamos con las cosas grandes que hacemos, sino nuestro presente esta formulado por las cosas pequeñas que en nuestro pasado están.

No hay comentarios:

Publicar un comentario