lunes, 25 de febrero de 2013

EN ESTE NUEVO AÑO, NO CREAS TODO LO QUE SABES

Ahora que comienza un año para los países que se rigen por el calendario Gregoriano, creo que debemos aprovecharlo, en el caso de una cultura tan antigua como la hebrea, se enseña que los ciclos es la oportunidad de renovarnos, esperanzados a que el ciclo que culmina, ya sea el término del mes, de la semana, del año etc. Se debe concluir con una introspección y arrepentimiento que nos garantice el ingreso al nuevo ciclo listos para los retos que tendremos.
El gran biólogo y Neurocientífico Walter J. Freeman, dice que para nuestro cerebro es tan importante aprender tanto como el desaprendizaje, ¡si! Como lo oímos, “El desaprendizaje”, pondré algunos casos clásicos:
1-La tierra era plana
2-El cerebro solo lo usamos un 10%
3-La lengua tiene un mapa de percepciones del sabor
4-En el espacio no hay gravedad
5-La gran muralla China es la única construcción visible desde el espacio
Todos los ejemplos anteriores aunque fueron enseñados por décadas o siglos, se ha demostrado que son incorrectos, y otro ejemplo es que se sigue enseñando que tenemos Cinco Grandes sentidos. Vista, oído, olfato, gusto y tacto que han sido clasificados desde los tiempos de Aristóteles. Sin embargo la Escuela de Medicina en Harvard en un artículo publicado en la Primavera del 2010 habló de la existencia de seis sentidos más en el cuerpo humano, esto es, que serían.
Percepción temporal. No hay duda de que la percepción del tiempo puede ser subjetivo: tres horas de permanencia en una fiesta con los amigos pueden pasar rapidísimo, mientras que una reunión de tres horas puede parecer ser eternas. Sin embargo, nuestro sentido del tiempo tiene sus raíces en la biología. La investigación muestra que los ganglios basales y en otras partes del cerebro son responsables.
Nocicepción. Si has tocado una olla hirviendo o te has aplastado un dedo del pie, lo más probable es que estas familiarizado con la nocicepción, que es la sensación de dolor. Investigaciones recientes muestran que lo que fue considerado una vez como una experiencia subjetiva relacionada con el tacto es, de hecho, un fenómeno distinto que corresponde a un área específica en el cerebro.
Equilibrioception. Imagínate estar en una pendiente arriba de una patineta, este sentido, también conocido como el equilibrio es el que nos ayuda a mantener en posición vertical. Aunque la visión juega un papel en equilibrioception, el sistema vestibular del oído interno es el principal responsable.
Thermocepción. Si notas un escalofrío con el aire, de modo que necesitas ponerte una chaqueta camino al trabajo y más tarde, al entrar en su oficina te la quitas por que sientes calor, eso es thermoception, la sensación de calor y frío, que se basa en sensores de temperatura en la piel para evitar que el sobrecalentamiento o la congelación.
Propiocepción. Cierra los ojos y toca con la punta del dedo índice tu nariz. Rápido: ¿Dónde está tu mano? A menos que usted sufre de un déficit de este sentido kinestésico, tu sabes donde esta tu mano, a pesar de que no puedes verla. Este sentido es el que nos da la conciencia de en donde están las partes de nuestro cuerpo, suena tonto, si contáramos sin ella, tendríamos que vigilar constantemente los pies para asegurarnos en que parte del suelo están.
Interocepción. Cuando tenemos percepción de todo lo que internamente sucede. Esto se relaciona con los receptores sensoriales que se encuentran en los órganos internos, como la sensación de los pulmones con la frecuencia respiratoria.
Así que no son 5 los sentidos que tenemos, en realidad son 11 los sentidos del humano. Así que el compromiso que te invito a realizar es que no creas todo lo que sabes.
Me despido con una frase de mi twitter: @mijaelavila " La objetividad no es otra cosa que la subjetividad compartida"

No hay comentarios:

Publicar un comentario