martes, 26 de febrero de 2013

Método de Lectura rápida Ávila

Tengo muy presente cuando de niño vi en el noticiario de televisión con Guillermo Ochoa, un grupo de niños chinos que visitaban México para demostrar sus dotes de grandes lectores, el ejercicio que ante las cámaras demostraban, era el tomar un libro con sus manos y pasar rápidamente las hojas, al final “aparentemente” de hojearlo, aseguraban que lo habían leído, el interprete recibía preguntas del periodista al respecto del contenido del libro, que a su vez preguntaba a los niños, encontrando respuestas correctas a preguntas especificas del contenido del libro, lo que resultaba asombroso para mi, a la escasa edad de 6 años.
Esa imagen fue indeleble con los años, y cuando me remontaba a ella fantaseaba con lo bonito que sería encontrar la forma de obtener el conocimiento de los libros con un mínimo esfuerzo. Pasarían 34 años de mi vida hasta encontrar un método maravilloso que me haría voltear a los libros con deleite, dejando de lado esa sensación de desesperanza por ver lejano el día en el que yo, pudiera terminar de dar lectura a un libro.
Los libros me han servido tanto, que hoy me cuesta trabajo recordar cuantos maestros he tenido, y me refiero a los autores de libros, seguramente muchos de ellos no recibirán su justo reconocimiento pero lo que si no hay duda, que en sus enseñanzas y mi práctica su mérito llevarán, tanto he aprendido de los libros, que aún recuerdo el tiempo en que en mi ignorancia, creí que escribir con mayúsculas me eximia de conocer las acentuaciones, oh craso error, sin embargo una vez más los libros fueron mis aliados, por que me tomó muy poco tiempo resarcir mi error, con solo observar las letras preciosas de mis libros.
A mis cuarenta años conocí a una empresa que impartía un curso de “Lectura Rápida”, que no obstante lo oneroso de su costo, resulto infructuoso mi deseo debido a la escasez de mi tiempo, y una vez más la posibilidad de echar mano de un recurso más aprendido por medio de los libros me ayudó, y me refiero a la disciplina autodidacta que descubrí en la lectura de libros, lo que me llevo a buscar literatura al respecto y después de reunir información de diversos autores pero fundamentalmente de Tony Buzan, logré en menos de una semana mejorar notoriamente mi velocidad de lectura, pero lo mejor fue, el saberme conocedor del enorme trecho de oportunidad de mejora que tenía por delante y la gran oportunidad de enseñar a otros lo aprendido.
Con mis meditaciones al respecto de la Lectura Rápida, mis conjeturas giraban en torno al primer obstáculo que vislumbraba cuando compartiera este conocimiento, “si el gran problema es la falta de lectura, ¿Cómo leerán un libro para aprender a leer mejor?”, este pensamiento lo tuve fresco y me sirvió para idear la forma de hacer accesible el conocimiento de la Lectura Rápida, de tal manera que presentara a los lectores el menor obstáculo posible.
El material que tienes en tus manos busca facilitar el aprendizaje de la lectura rápida, eliminado exámenes continuos que forman parte inseparable de cualquier material para dicho propósito, e incluso puedes omitir todo lo escrito a continuación hasta que llegues a la sección “Explicación de la Lectura Rápida o Speed Reading” y comenzar de inmediato con los ejercicios.
Hoy me enorgullezco de aprender con mayor efectividad a través de los libros, pero sobre todo por la oportunidad que me brinda la benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en poder compartir humildemente y en pocas hojas, la sencilla forma de aprovechar el tiempo, entender y hacernos del conocimiento basto de los libros.
NO tienes que pagar nada, al elegir el link de abajo, sigue los pasos:
1. Selecciona a continuación el siguiente enlace para obtener Gratuitamente: El Método de Lectura Rápida Ávila
2. Elige el botón de "Descarga Regular"
3. Si te aparece una total ventana nueva de algún comercial, ciérrala.
4. Notarás que te aparece unos segundos que se contabilizan y debes esperar, una vez que concluyan, te pone una ventana para teclear un texto que sirve para ellos de confirmación.
5. Elige el botón "Continue"
6. En ese mismo lugar aparecerá un botón "Descargar Archivo"
7. Veras como en la parte inferior de tu navegador estará descargando el archivo y ¡Listo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario