lunes, 16 de noviembre de 2015

Las religiones han envenenado todo. Respuesta a Carlos Puig

Respuesta al Artículo citado en Milenio de Carlos Puig cuyo título es: La religión lo envenena todo

http://www.milenio.com/firmas/carlos_puig/religion-envenena_18_629517062.html

Estimado Carlos

Si, creo que la religión envenena todo. Pero vale la pena pensar que la religión, si le quitamos su tinte "divino" no es otra cosa que una ideología.


Por ello, "de política, religión y fútbol, no hablemos" famosa frase popular, tiene su verdad, ya que cada uno de ellos provoca en automático la defensa de una Ideología.

Las ideologías están en todo, vegetarianos, tribus urbanas, profesiones (o ¿que acaso el arquitecto o el cirujano estético, ven el mundo de acuerdo a su profesión-ideología?) amantes de animales, amantes de medicina alternativa, etcétera ¿son como religiones?, quitémosle por favor a dios, y reconozcamos que son ideologías.

Pero vayamos más allá, el periodismo no es más que otra ideología, cada periodista comenzó con la ideología de revelar la "verdad" con el objetivo de ayudar al mundo, esa es una verdad que se revela fácilmente usando textos de periodistas en México y del mundo en la computadora Watson de IBM.

Lamentablemente en México un periodista no gana el mismo dinero que en países más desarrollados, ¿la razón? Es que su Ideología fue puesta a prueba por un precio, cualquiera que sea su precio, dinero, reconocimiento, amenazas, trabajo, etcétera, y por ello la reputación en su mayoría de periodistas en otros países, vale más que en México.

Los mexicanos quisiéramos, no nada más instituciones oficiales en quien confiar, pero también desearíamos que el periodismo fuera confiable y revelara la "verdad" y no fuera tendencioso.

Con lo anterior parece que México como país está envenenado porque la gente vota por partidos que representan campañas de marketing pagados no sólo por ellos, sino complementado por medios, desde televisión, periódicos, radio, etcétera, que teniendo desprestigio (no creo estimado Carlos que puedas poner la mano al fuego por tus coterráneos) han confundido al pueblo, por su falta de veracidad y la venta de sus dichos.

Así que si, las ideologías con dios o sin el, han envenenado todo.

Saludos 
Miguel Ávila 



No hay comentarios:

Publicar un comentario